Mis Vivencias y Recuerdos del 15-M

Continuamos con nuestra serie dedicada a los sentimientos que nos evocan este quinto aniversario del #15M, con los testimonios de activistas de Democracia real YA! Madrid. Y recuerda, el domingo 15 de mayo 2016 volvemos a tener una cita de Cibeles a Sol.

Mis Vivencias y Recuerdos del 15-M.
(Por Paco López, activista de Democracia real YA! Madrid y Estado de Malestar)

En los telediarios se habló de un pequeño grupo de activistas de Anónymus concentrados con sus máscaras frente al Teatro Real de Madrid en la XXV gala de entrega de los premios Goya. Fue el domingo 13 de Febrero de 2.011. Protestaban contra la Ley Sinde (Además de a la memoria, tengo que recurrir a la red para dar fechas tan precisas).

images.duckduckgo.com2En los días siguientes apareció en Facebook un grupo en el que se solicitaba crear concentraciones en todas las plazas públicas de España, ya fuera en grandes ciudades o pueblos, con la intención de sacudir a las gentes de su letargo y atonía. Hacerles conscientes de la grave situación social, política y económica que estábamos viviendo. La primera cita en Madrid se fijó inmediatamente para el primer Viernes, tras la entrega de los Goya, el Viernes 18 de Febrero de 2.011. Yo llevaba por entonces cerca de doce años vinculado y colaborando como voluntario en proyectos sociales y cooperativos. El primer viernes de la convocatoria no fui. Se habían dado cita junto a la estatua ecuestre de la puerta del sol, pero si me acerqué al viernes siguiente el 25 de Febrero. El grupo de Facebook se había llamado “Estado del Malestar”. De las primeras diez o 15 personas que se dieron cita el primer viernes, habíamos subido a unas treinta personas que con un megáfono nos íbamos turnando en mostrar públicamente nuestro malestar con la deriva que había tomado el país. Éramos personas con procedencias muy heterogéneas, jóvenes, adultos y ancianos.

En diversas ciudades y pueblos de España, hasta un número de unas 70 aproximadamente empezaron a organizarse de la misma forma. Hubo un primer grupo central de Estado del Malestar, y cada grupo local creó su propio grupo “Estado del Malestar” en Facebook. Lo importante no era la red, “Eran las Calles, las Plazas” Salir a las calles para visibilizar “El Malestar” de ciudadanas y ciudadanos anónimos, hartos y cansados del cinismo, hipocresía, robo, mezquindad, mafias organizadas, abyección, mentiras, de toda la clase política profesional del país y de las decisiones que tomaban a diario contra nuestras vidas, mientras ellos habitaban en sus paraísos e islas doradas. Hemos visto que no solo nos han robado encubriéndose unos a otros durante décadas, hemos visto la punta del iceberg de sus corrupciones. Decidimos gritarlo en las calles. Y las plazas empezaron a ser tomadas todos los viernes o sábados desde aquel 18 de Febrero del 2.011.

En Madrid la policía municipal no tardó en amenazarnos con sancionarnos si no teníamos el consentimiento informado en la Delegación de Gobierno, así que decidimos informarnos y colectivamente con un listado de firmas, nombres y dni de personas que no nos conocíamos de nada en absoluto, presentarnos en Delegación de Gobierno para que no nos molestaran. Teníamos muchas dudas y algo de miedo de que pudiera suceder cualquier cosa y se nos echaran encima para jodernos la vida, más de lo que ya las teníamos jodidas. Éramos en su mayoría estudiantes y parad@s, la mayoría sin ningún tipo de prestación social.

Comenzamos a combinar la acción del “Ágora” con performance que llamaran la atención de la gente, “Abrazos compartidos con narices de payaso”, “Desahucio inminente”, “Partido de fútbol de la corrupción. Políticos y empresarios contra la ciudadanía” “Fusilamientos del 2 de Mayo” Donde se fusilaron todos los derechos sociales. Todos los viernes se realizaba primero la performance y después el “ágora” donde cada persona que cogía el micrófono contaba cómo se sentía y estaba viviendo el día a día. Y esto multiplicado por más de 70 ciudades y pueblos de toda España. En algunas plazas estuvieron presentes “Una sola persona” con su cartel, conversando con quien se paraba a su lado.

Hacia la segunda quincena del mes de Abril, supe de la existencia de otro grupo de Facebook que acababa de crearse con la misma intención y me sumé a él. Se llamaba “Plataforma de Grupos de Acción y Pro Movilización Ciudadana”. Yo le tenía muchas ganas a esa clase política profesional que llevaba décadas viviendo del cuento de sus mentiras y llenándose sus patrimonios personales y sus vidas con la política. “LES TENÍA MUCHÍSIMAS GANAS” Gentuza sin alma, ni ética, ni corazón, solo una habilidad asombrosa para la charlatanería y el mundo de los negocios, que manejaban con mucha habilidad y discreción. Más de tres décadas utilizando lo público y sus privilegiados asientos de autoridad como supuestos representantes públicos, para “SERVIRSE DE TODAS Y TODOS NOSOTROS”, cuidar y velar por familiares y amigos y de sus propios lomos. Esto no ha cambiado, la gran diferencia es que la punta del iceberg de las pruebas irrefutables, se les ha escapado de las manos y ahora “Todo lo que había sido hecho en secreto y con oscuridad, está saliendo a la luz”.

Una concentración pasó desapercibida entre el mes de Marzo y o de Abril. También se organizó desde la red en la que estábamos muchas y muchos trabajando. Mencionar que soy un Libertario – Anarquista sin adscripción alguna, uno entre cientos de miles, activistas por doquier. Nos dimos cita en el campus de la Universidad Complutense de Madrid para realizar una marcha en dirección al Palacio de la Moncloa, tal vez fuimos unas 200 o 250 personas y tocábamos a dos policías UIP por cabeza más o menos. Mejor expresado sería decir que cada dos policías, hubieran podido repartirse una de nuestras cabezas.

Mi actividad por aquellas fechas era frenética, atento a los foros de los grupos en Facebook y buscando y organizando materiales y atrezzo para las performances que realizábamos en las plazas. Además de la Puerta del Sol, nos empezamos a concentrar también en la Plaza del Callao, más recogida y con mucho tránsito también. La pregunta recurrente que nos hacíamos todos los viernes era ¿Qué tendríamos que hacer o qué tendría que suceder para llenar la Puerta del Sol de gente? La respuesta llegó por sí misma.

No estuve en la Marcha de Juventud sin Futuro, pero evidentemente fue un balón de oxígeno, dado que estuvo muy concurrida. La Plataforma de Grupos de Acción y Pro Movilización Ciudadana empezó a salir del ciber-espacio para encontrarse físicamente todos los viernes por la tarde en el Patio Maravillas, por lo que no pude asistir a sus primeras reuniones, dado que prefería la acción directa en las plazas. Se convocaron desde esta plataforma en las primeras reuniones del Patio Maravillas a las asociaciones vecinales y de lucha de barrios que estaban activas y diversos colectivos sociales, un frenético movimiento de comunicación y se organizó una “Asamblea Pública” en el parque del Retiro de Madrid junto al estanque, a dos semanas del domingo 15 de Mayo. Yo puse en marcha en el retiro la performance “Subasta de Trabajadores o Esclavos”. Cogidos del cuello con una correa atada a una cadena, los subastaba por piezas a 500 euros la unidad o por lotes de 3 a 1.000 euros como una ganga sin costes sociales y sin horas laborales asignadas, para que trabajasen al mejor postor. Por entonces mucha gente se escandalizaba y me decía que eso era muy barato, que por ese dinero no trabajaba nadie. ¡Ya!.

Las dos semanas previas al 15 de Mayo asistí a las reuniones del Patio Maravillas. Yo por lo menos, percibía una extraña sensación entre la ilusión absoluta y la pregunta que planeaba de mente y de boca en boca ¿Conseguiremos que asistan 7.000 personas, 10.000? Se había realizado un enorme trabajo de comunicación por parte de muchísima gente desde todos los rincones de la Península Ibérica para movilizar a todos los sectores de la sociedad. Muchas y muchos compañeros compartíamos al mismo tiempo acciones con Estado del Malestar y con los Grupos de Movilización del 15 de Mayo.

Desde la plataforma se decidió organizar una comida y encuentro tipo fiesta en el CSO La Casika de Móstoles, fue una gozada participar en compañía de personas maravillosas en la preparación del evento. Nos acompañó además el sol y había que recaudar fondos para pagar los elementos de cartelería y pegada de carteles. Ya había pegado carteles junto al Congreso de los Diputados, con otro compañero de Estado del Malestar anunciando los viernes en la Puerta del Sol. También me colocó nuevamente la policía, aunque afortunadamente simplemente me tomaron los datos., sin sanción. Todavía estaban expectantes. Recuerdo haber leído por entonces que la “Fundación Ideas del PSOE” había emitido un informe interno por el que eran muy conscientes que la situación social, política y económica reunía todos los ingredientes para que se produjeran grandes movilizaciones sociales en el país. Yo sentí y percibí la presencia de estos elementos extraños al espíritu general de “Revolución” que algunos honestamente deseábamos. Elementos preparados para disuadir y conseguir que todo quedara en pataletas que aliviaran la presión de las ollas sociales a punto de explotar. (Hoy en el 2.016 y a punto de nuevas elecciones generales, ese objetivo oculto ha sido conseguido, han vaciado las calles que se llenaron de sueños y aspiraciones justas y legítimas)

Otras reflexiones que nos hacíamos por aquella época, era como los grandes medios masivos de intoxicación ciudadana habían ocultado y estaban ocultando informaciones vitales, tanto de la Revolución Islandesa que pasó desapercibida por completo en España y de las Okupaciones de Capitolios y Edificios públicos en varios estados de los Estados Unidos, por parte de trabajadores públicos y estudiantes. De todo esto teníamos noticias gracias a la red, nunca a través de los medios españoles de intoxicación informativa.

Tuvimos la rueda de prensa informativa de la movilización a los medios el Jueves 12 de Mayo en el Ateneo Cultural de Madrid. En la tarde del día 11 se produjo el terremoto de Lorca, que entiendo, no fue una maniobra de distracción del Gobierno Español, no tienen tecnología suficiente para tales orquestaciones que si no… no sé yo con la que ya nos estaba cayendo. Nos hicimos unas fotos frente al Congreso de los Diputados y la policía acabó reclamando el primer carnet de identidad para su identificación y posterior sanción.

A la vuelta a casa y silbato en mano, me puse a repartir octavillas en el metro de Sol. Entonces se llamaba “Sol” a secas, era el de cercanías, para más señas exactas. Pitos, voces, aplausos, me emocioné observando que la gente reaccionaba positiva y empáticamente. Cuando quise darme cuenta había una chica con una cámara grabando toda la acción, me acompañó en el trasbordo, mientras repartía octavillas en el tren hasta que me bajé en la estación que me tocaba. Luego supe que era una compañera periodista que había estado en la rueda de prensa. Colgó el vídeo en la red y recuerdo haber leído que tuvo como doscientas mil reproducciones.

La mañana del Domingo 15 de Mayo era muy soleada. Yo había quedado con un pequeño grupo de compañeras y compañeros tanto de Estado del Malestar como de la Plataforma de Grupos de Acción para realizar de nuevo la performance “subasta de trabajadores” en la pradera de San Isidro con mucho aire festivo y muchas ganas de convocar a la gente, dejándoles octavillas de la manifestación. Ese día nos acercamos a Esperanza Aguirre que andaba como de costumbre de Verbena en verbena, ella es muy Verbenera, le va mucho la jarana y la fiesta, tal vez sea por aquello de copita va, copita viene y sonrisa impostada por lo que tiene tantas perdidas y vaciados de memoria, que nunca se acuerda o entera de nada. En fin, la policía hizo un cordón y nos rodearon los policías y los jóvenes cachorros del PP, que hacían más ruido que nosotros y se mostraban como esos doberman que guardan las fincas. La policía nos pidió la documentación a todos, se la dimos los seis o siete que éramos y nos dijo que no nos iban a sancionar a menos que repitiéramos la acción cerca de ella y lo considerarían “desobediencia a la autoridad”.

Cuando salí por la boca del metro de banco de España, se notaba un aire de expectación y alegría, mucho entusiasmo. La inmensa mayoría de los que estaban ya, andaban con los chalecos identificativos del control de seguridad propio. Un compañero me dijo que la Asamblea, (todo se hacía por decisión horizontal y asamblearia), que la Asamblea había decidido que Iván y yo fuéramos subidos en el camión que abría la marcha con los micros para animar la manifestación y que tendría que leer una parte del manifiesto. Fue la experiencia política más emocionante que había vivido hasta entonces, cuando el camión iba llegando a la puerta del sol y todavía se observaba la cola sin avanzar, llena de colores y gentes, que no habían podido avanzar aún desde la plaza de Cibeles.

Van más de tres folios y me parece más que suficiente para terminar aquí lo que fueron cerca de tres meses de dudas, ilusión y trabajo mano a mano con personas desconocidas con las que compartí un sueño que “Jamás ha cabido, ni cabrá nunca en sus urnas”.

Salud y Anarquía!

Paco López.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>